Páginas principal

sábado, 27 de agosto de 2016

Ataques de Panico Sintomas.


Es un tipo de trastorno de ansiedad en el cual usted tiene ataques repetitivos de intenso miedo producto de la sospecha de infortunios que pueden ocurrir. la crisis de pánico es dos veces más común en las mujeres que en los hombres. Los padecimientos por lo frecuente inician antes de los 25 años de edad, pero pueden ocurrir hacia los 35 años. El trastorno de pánico además se logra expresar en infantes, pero no suele diagnosticarse hasta que son mayores. Una crisis o ataque de miedo inicia de repente y con considerable frecuencia logra su punto máximo al cabo de 10 a 20 minutos. Algunos síntomas pueden continuar durante una hora o más.  Una persona con trastorno de pánico a menudo vive con miedo y puede sentir temor de estar sola o lejos de la ayuda médica.

Las personas con trastorno de pánico tienen por lo menos 4 de los siguientes síntomas durante un ataque:

  • Molestia o dolor torácico
  • Mareo o sensación de desmayo
  • Miedo a morir
  • Miedo a perder el control o de muerte inminente
  • Sensación de asfixia
  • Sentimientos de separación
  • Sentimientos de irrealidad
  • Náuseas y malestar estomacal
  • Entumecimiento u hormigueo en manos, pies o cara
  • Palpitaciones, frecuencia cardíaca rápida o latidos cardíacos fuertes
  • Sensación de dificultad para respirar o sofocación
  • Sudoración, escalofrío o sofocos
  • Temblor o estremecimiento.
Los ataques de pánico no se pueden predecir. Al menos en las primeras etapas del trastorno, no hay ningún desencadenante que comience el ataque. El recuerdo de un ataque pasado puede provocar ataques de pánico. Muchas personas con trastorno de pánico acuden primero a buscar tratamiento en la sala de urgencias, porque el ataque de pánico a menudo se siente como un ataque cardíaco. El médico llevará a cabo un examen físico y una evaluación psiquiátrica.

Se harán exámenes de sangre. Se deben descartar otros trastornos médicos antes de poder diagnosticar un trastorno de pánico. También se deben considerar los trastornos relacionados con el abuso de sustancias, dado que los síntomas pueden parecerse a ataques de pánico.

Tratamiento

El objetivo de la terapia es ayudarlo a desempeñarse bien durante la vida diaria. Una combinación de medicinas y psicoterapia funciona mejor. Ciertas medicinas, generalmente utilizadas para tratar la depresión, pueden ser útiles para este trastorno. Trabajan previniendo los síntomas o haciéndolos menos graves.  Su médico le recetará una cantidad de fármacos. Manejar el estrés y relajarse cuando se presenten los síntomas.

Lo siguiente también puede ayudar a reducir la cantidad o la gravedad de los ataques de pánico:
  • No tomar alcohol
  • Comer a horas regulares
  • Hacer ejercicio regularmente
  • Dormir lo suficiente
  • Disminuir o evitar la cafeína, ciertas medicinas para los resfriados y los estimulantes
  • Grupos de apoyo: Puede aliviar el estrés causado por el trastorno de pánico al unirse a un grupo de apoyo. Compartir con otros que tienen experiencias y problemas comunes puede ayudarlo a no sentirse solo.

Los trastornos de pánico pueden ser duraderos y difíciles de tratar. Es posible que algunas personas con este trastorno no se curen, pero la mayoría mejora cuando se realiza un tratamiento correcto.

Las personas con trastorno de pánico son más propensas a:
  • Consumir alcohol o drogas ilícitas.
  • Estar desempleadas o ser menos productivas en el trabajo.
  • Tener relaciones personales difíciles, incluso problemas matrimoniales.
  • Resultar aislado al limitarse a dónde van o con quién están.
Si usted tiene ataques de pánico, evite lo siguiente:
  • El alcohol
  • Estimulantes como la cafeína y la cocaína
  • Estas sustancias pueden desencadenar o empeorar los síntomas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracia por participar esta pagina.